Terapia Cognitivo Conductual para Tratar el Trauma Infantil


Cohen, Mannarino y Deblinger (2006) desarrollaron el modelo TF-CBT (trauma focused cognitive behavioral therapy) para tratar niños y adolescentes que han tenido experiencias de trauma (e.g., abuso sexual o físico, exposición o experiencia directa de violencia doméstica, comunitaria, o escolar, accidentes severos, enfermedades que constituyen una amenaza fatal, desastres, muerte súbita de un ser amado, exposición a la guerra, terrorismo o condiciones de refugiados) (p. 3), y quienes han desarrollado síntomas de un trastorno por estrés postraumático (TEPT), depresión o ansiedad.


Aunque este modelo está enfocado en el niño, incorpora sesiones con los padres y conjuntas (padres y niño) adicionales a las sesiones individuales con el niño. Las sesiones con los padres son desarrolladas de manera paralela a las individuales con el niño con el fin de que los padres puedan recibir entrenamiento acerca de cómo reforzar en casa el material cubierto en las sesiones con el niño (Cohen et al., 2006).


La sigla en inglés PRACTICE (PRACTICA traducida al español) representa los componentes centrales del modelo TF-CBT y es utilizada para recordarle a los padres y niños la importancia de practicar cada uno de estos componentes con el fin de que el tratamiento sea efectivo (Cohen et al., 2006, p. 44). Los ocho componentes son: Psicoeducación (Psychoeducation) y habilidades en pautas de crianza (Parenting skills), relajación (Relaxation), modulación afectiva (Affective modulation), afrontamiento y procesamiento cognitivo (Cognitive coping and processing), narración del trauma (Trauma narrative), dominio In vivo (In vivo mastery), sesiones conjuntas padre-niño (Conjoint child-parent sessions), y promoviendo factores protectores futuros (Enhancing future safety) (Cohen at al., 2006). Estos componentes pueden ser desarrollados de manera flexible de acuerdo a las necesidades del niño y la valoración clínica que haga el terapeuta del caso.


Según Cohen et al. (2006), los componentes del modelo TC-CBT consisten en (información sobre duelo traumático no será incluida):


PSICOEDUCACIÓN


Los objetivos de este componente son:


“Normalizar las respuestas al evento traumático tanto del niño como del padre, y reforzar cogniciones precisas acerca de lo ocurrido” (p. 59).


El terapeuta provee información general acerca del evento traumático que ha experimentado el niño, como qué es, quien lo experimenta, qué lo causa, los diferentes tipos que existen de dicho evento, y los mitos relacionados a éste. Posteriormente, es importante proveer información acerca de las respuestas emocionales y comportamentales más comunes frente a dicho evento traumático con el fin de ayudarle a los padres y al niño a que comprendan que sus respuestas no son poco frecuentes. Es esencial informar a los padres acerca del diagnóstico del niño, así como de los diferentes tratamientos disponibles. Finalmente, es crítico ofrecerles a las padres estrategias de manejo de los síntomas actuales del niño e informarles de una posible recaída o agravamiento del niño durante el proceso de narración del trauma.