top of page

Trastornos del habla y de lenguaje (1)

Definamos:


Por comunicación se entiende cualquier interacción que trasmite información. Relatar, informar, explicar y expresarse son funciones de una comunicación. Lo cual implica enviar y recibir mensajes con significado.


El lenguaje, es un sistema convencional de símbolos, usado de acuerdo con la semántica y reglas gramaticales para comunicar ideas. El lenguaje es el gran instrumento de comunicación de que dispone la humanidad.

Por el habla entendemos tanto “la capacidad de formar y ordenar sonidos que sirven para la comunicación oral”, como “el sistema de usar la respiración y ciertos músculos para emitir sonidos que se usan para comunicarse”. En sentido global , el habla es una de las funciones biológicas vitales para el ser humano. Es una función esencialmente ligada con la respiración. Para nuestro propósito de Educación Especial, reservamos el concepto de habla a todo lo relacionado con aspectos anatómicos y fisiológicos funcionales del proceso de hablar: emitir, articular o entender palabras.


¿Cuál es la diferencia entre habla y lenguaje?


A menudo los conceptos de habla y lenguaje se confunden, pero existen diferencias entre ambos:


  • El habla es la expresión verbal del lenguaje e incluye la articulación, que es la manera en la que se forman las palabras. El proceso fisiológico del habla incluye elementos esenciales de respiración, fonación, resonancia y articulación. Cualquier disfunción o anomalía en uno de estos aspectos, origina un desorden y una dificultad de comunicación. Queda afectada, por ejemplo, la calidad de voz, la fluencia o el ritmo del habla como ocurre en el caso de la tartamudez.


  • El lenguaje es mucho más amplio y se refiere a todo el sistema de expresión y recepción de la información, de una manera que tiene sentido. Consiste en comprender y ser comprendidos por medio de la comunicación verbal, no verbal y escrita.


Trastorno del habla y lenguaje


Un "trastorno del habla y lenguaje" se refiere a los problemas de la comunicación u otras áreas relacionadas, tales como las funciones motoras orales. Estos atrasos y trastornos varían desde simples substituciones de sonido hasta la inhabilidad de comprender o utilizar el lenguaje o mecanismo motor-oral para el habla y alimentación.