• ccadipmx

Pautas para la respuesta educativa a niños con TDAH



La respuesta educativa ha de ir dirigida a adecuar el contexto educativo a las distintas formas de aprender, incorporando medidas organizativas y metodológicas que pueda poner en práctica el profesorado en su aula. Es fundamental tanto la coordinación de los profesionales que intervienen con el alumnado como aunar criterios de actuación con las familias, asegurando un trabajo colaborativo, coherente y eficaz. A continuación, se presentan una serie de pautas y orientaciones con la intención de facilitar al profesorado el ajuste de la respuesta educativa. Estas orientaciones, siendo beneficiosas para el alumnado en general, permiten regular y favorecer el proceso de aprendizaje del alumnado con TDAH.

La respuesta se presenta organizada en dos bloques:


1. Orientaciones generales


Organizativas y metodológicas

Reducir distractores:

  • Trasladar estímulos fuera de su campo visual (pósters, mapas, carteles, objetos atractivos, etc)

  • Posibilitar un ambiente tranquilo y sin ruidos.

Distribución del alumnado:

  • Organizar el espacio del aula posibilitando distintos lugares de trabajo: espacio para trabajo en grupo, espacio para trabajo personal, un lugar donde incluso se puede trabajar de pie, en el suelo…

  • Utilizar de forma flexible dicha organización en función de las actividades y objetivos que se quieran alcanzar.

  • Ubicar al alumno cerca del profesor, lo que permite la supervisión frecuente del profesor de manera discreta.

  • Situarle entre compañeros que le sirvan de modelo, le guíen en las tareas y le ayuden en el autocontrol personal.

  • Ubicar al alumno en un lugar donde las interferencias sean mínimas; por ejemplo, en la parte delantera de la clase, lejos de la ventana, de la papelera...

Propuestas didácticas:


Flexibilizar y adaptar los métodos de trabajo para favorecer el éxito académico del alumnado:

  • Proponer actividades significativas para el alumno que le susciten interés, relacionadas con sus conocimientos previos, que tengan que ver con su vida cotidiana…

  • Elaborar actividades que impliquen la participación activa del alumno.

  • Fomentar actividades que impliquen trabajo conjunto de profesor y alumno.

  • Posibilitar el aprendizaje dialógico: grupos interactivos, tertulias dialógicas...

  • Potenciar el aprendizaje cooperativo, es decir, "aprender juntos alumnos diferentes"



Aspectos relacionados con el comportamiento


Establecimiento de normas y límites que regulen el funcionamiento del aula

  • Favorecer una acción coherente y coordinada con el equipo docente.

  • Establecer un ambiente estructurado.

  • Fomentar un mayor autocontrol.

  • Determinar de forma consensuada las consecuencias del incumplimiento de la norma. Establecer consecuencias naturales.

Uso de herramientas básicas para el control del comportamiento

  • Dar órdenes claras y firmes.

  • Supervisar constantemente para anticipar y prevenir situaciones y generar en el alumnado mayor seguridad y autocontrol.

  • Ignorar comportamientos desajustados.

  • Reforzar comportamientos adecuados.

  • Ayudarle a utilizar auto-instrucciones.

  • Realizar tutorías individualizadas: crear un espacio de comunicación positiva individualizada con el alumno que permita encauzar alguna conducta determinada, expresar sensaciones, sentimientos…

  • Reflexionar, analizar sobre la conducta desajustada y análisis de comportamientos alternativos.

  • Utilizar la sobrecorrección, es decir, la práctica de la conducta adecuada.

  • Utilizar la negociación a través de contratos.

  • Ayudarle a analizar las consecuencias de sus acciones.

Aspectos socio-emocionales


Baja tolerancia a la frustración


Ajustar las expectativas escolares, sociales y familiares a las características del alumnado:

  • Dedicar tiempo a conocer al alumnado.

  • Establecer con él una relación afectiva adecuada.

  • Posibilitar situaciones de éxito, plantear actividades - que sea capaz de resolver, - en las que se sienta protagonista, - que favorezcan la autoestima.

Ir aumentando el nivel de exigencia de acuerdo con los resultados obtenidos.


Trasmitirle expectativas positivas respecto a sus resultados, a través de mensajes positivos: "Pensamos y creemos que puedes hacerlo".


Evitar la sucesión continua de situaciones frustrantes: actividades que no puede realizar, situaciones cotidianas que no puede resolver…


Prevenir la frustración en las relaciones sociales, enseñándole a interpretar los códigos que las rigen y a actuar en consecuencia.


Entrenar al alumnado a enfrentarse a las dificultades que encuentra al relacionarse con el entorno posibilitando situaciones en el grupo, creadas para este fin y mediadas por el adulto (role-playing).


La autoestima

  • Trabajar a través de la educación emocional los miedos a fracasar, a no ser aceptado, a la inestabilidad que siente, a los cambios de humor…

  • Utilizar la comunicación asertiva y la empatía:

  1. Utilizar el contacto visual.

  2. Utilizar un vocabulario asertivo por parte del adulto modelando así el del alumnado.

  3. Mensajes “yo”. Ej.: "Yo pienso…, yo quiero…"

  4. Utilizar palabras de colaboración. Ej.: “Vamos a ver”, “vamos a hacer”, “¿cómo podemos resolver esto?"

  5. Demostrar interés por el otro: “¿Qué piensas tú? ¿Cómo lo ves?"

  • Procurar que sientan proximidad afectiva potenciando las relaciones interpersonales y los vínculos sociales a través de juegos, trabajos en grupo…

  • Ayudar al alumno a que conozca sus fortalezas y debilidades concienciándolo de sus propias valías y trabajando sus debilidades.

  • Realizar dinámicas grupales, con el objetivo de trabajar la cohesión y la inclusión de todos los miembros del grupo.

  • Posibilitar que el alumno pueda ir conociendo y desarrollando un autoconcepto positivo de sí mismo.

  • Cuidar el lenguaje que utilizamos, evitando mensajes negativos dirigidos al alumnado. Por ejemplo, decir: “Si ordenas tu mesa, podrás trabajar adecuadamente” en vez de: “Eres un desastre, tienes toda tu mesa desordenada”.

  • Asignar al alumno un rol adecuado y positivo dentro del grupo aprovechando sus fortalezas. Ej.: aprovechar sus conocimientos de informática para ayudar a los compañeros.

  • Establecer consecuencias de conductas desajustadas en momentos que no haya conflicto.

  • Anticipar las consecuencias de las conductas no adecuadas, dejando claro qué es lo que ocurrirá cuando se comporte de determinada manera.

  • Evitar criticarlos públicamente o ponerlos en evidencia.

2. Orientaciones especificas para cada etapa evolutiva

  • Primaria

  • Secundaria



Tomado de: Entender y atender al alumnado con déficit de atención e hiperactividad (tdah) en las aulas. Departamento de Educación del Gobierno de Navarra (Servicio de Igualdad de Oportunidades, Participación educativa y Atención al Profesorado. CREENA)


10 vistas

Centro de Capacitación, Atención, Desarrollo e Innovación Profesional S.C 

Atención a Clientes

01 800 990 1104

  • Facebook CCADIP
  • CCADIP Instagram
  • Visitanos
  • Whatsapp

Servicios

Jurídico

Psicología

Comercial

Capacitaciones

Curso Talleres en

Jurídico

Psicología

Comercial

© Copyright 2019. Derechos Reservados. Diseño y Desarrollo por NandoMarce ©