• ccadipmx

Estimulación del lenguaje en las primeras etapas




Los signos más seguros de que un niño se está desarrollando normalmente son las expresiones faciales atentas, los ojos atentos y la curiosidad acerca del medio que le rodea. El principal factor determinante del desarrollo social, emocional y lingüístico de un niño es la cantidad de contacto positivo que tiene con sus padres y otros cuidadores. Las experiencias durante los primeros 3 años determinan las “conexiones” permanentes del cerebro.


La comunicación con el bebé está presente desde el nacimiento, incluso diversos estudios indican que dentro del vientre materno los fetos ya oyen la voz de la madre. La estimulación en los primeros años de vida del bebé es fundamental ya que en esta edad el niño tiene mayor plasticidad cerebral y es una esponja, todo lo absorben.


Por esto, la estimulación del lenguaje oral del niño desde el nacimiento hasta la edad adulta es muy importante. La relación que mantenga con sus padres y los estímulos que estos reciban, son fundamentales. Los niños son selectivos con las rutinas de interacción entre padres-hijos. Así aprenderá los turnos de intervención.


Se comenta en la vida cotidiana que los hijos son el fiel reflejo de los padres, y así suele ser ya que los pequeños aprenden por imitación. Por esto que es necesario que los padres adopten algunas pautas para ayudar a estimular y facilitar el desarrollo óptimo del lenguaje verbal de su niño, asegurando así un proceso de adaptación y ajuste al medio.


¿QUÉ PUEDO HACER?

  • Cuando hable con el niño procure situarse de frente, de forma que éste pueda ver sus ojos y su boca.

  • Motive al niño para que se interese por la comunicación (“que hable, aunque no lo haga bien”).

  • No insista en que repita para mejorar la pronunciación.

  • Sea un buen modelo de lenguaje: hable claro y despacio. Repita enseguida y correctamente lo que el niño acaba de decir de forma inadecuada.

  • Empiece con palabras cortas (nombres, verbos) fáciles de decir referidas a objetos y situaciones habituales.

  • Utilice al hablar con el niño un lenguaje simple, oraciones cortas y palabras y estructuras de oraciones fáciles de entender.

  • Amplíe las oraciones telegráficas expresadas por el niño agregando la palabra o palabras que faltan niño agregando la palabra o palabras que faltan mientras se las repite.

  • Dele tiempo al niño para que se exprese por sí mismo.

  • No permita que otros hablen o contesten en su lugar.

  • Respete los turnos conversacionales de la familia.

  • Si el niño repite algunas sílabas al empezar las palabras, procure no prestar atención especial, ni hacer comentarios, suprimiendo incluso las ayudas comprensivas de “habla más despacio”, “vuelve a empezar”.

  • Con frecuencia léale al niño cuentos en voz alta.

  • Provea al niño de juguetes, objetos, láminas ilustradas y cuentos para estimular su comunicación.

  • Lleva al niño al zoo, circo, mercado y a otros lugares que sirvan de estímulo.

  • Recompense los esfuerzos lingüísticos.



Recomendaciones básicas


1.- CREAR SITUACIONES COMUNICATIVAS:

Debemos buscar momentos para compartir experiencias, juegos y todo tipo de actividades que favorezcan la conducta comunicativa del niño. Cuando le bañemos podemos ir enseñándole las partes del cuerpo, al vestirlo le podemos repasar las prendas de vestir (todo de una forma natural). Los cuentos de imágenes son muy buenos en los primeros años, no emplees preguntas cerradas, incorporar siempre los comentarios del niño a cerca de las imágenes que llamen su atención.


2.- DESARROLLAR DE APTITUDES DE OBSERVACIÓN:

Los padres son los que más tiempo pasan con los hijos y son los que mejor los conocen, por tanto, serán los principales observadores de las conductas de ellos. Es muy importante que tengan en cuenta cómo es el habla, cuáles son sus maneras de comunicarse, cuándo es más expresivo, o cuáles son sus avances y retrocesos, para poder contárselo a los profesionales.


3.- EVITAR LA CONDUCTA DIRECTIVA:

Debemos ser flexibles y evitar imponer al niño en todo momento nuestro criterio. Enriquecer en todo momento la actividad del niño, dándole ideas. Fomentar la interacción con el resto de su entorno. Respetar ciertos espacios de tiempo en que el niño se exprese libremente.


4.- ELIMINAR CONDUCTAS NEGATIVAS:

Intentar controlar todo tipo de actitud negativa ante el lenguaje del niño. Una situación relajada favorece una emisión más abundante y fluida. Controlar las manifestaciones de ansiedad. Evitar castigos relacionados con el lenguaje. Eliminar las correcciones explícitas, “eso no se dice así, dilo bien”, el niño necesita un tiempo para adquirir los fonemas de nuestra lengua y unos son más fáciles que otros.


5.- AJUSTAR NUESTRO LENGUAJE- APRENDER A USARLO MEJOR

  • Los niños aprenden el lenguaje escuchando el habla de las personas de su entorno familiar e imitándolo. Por eso, se les debe hablar mucho, con un lenguaje sencillo y claro que puedan entender:

  • Hablarles más despacio, pero sin romper la entonación natural.

  • Pronunciar correctamente sin exagerar ni gritar.

  • Repetir si es necesario y/o intentar decir lo mismo de otra forma con palabras que ellos conozcan. conozcan.

  • Respetar el turno de palabra.

  • Utilizar gestos naturales para facilitar la comprensión.

  • Adecuar el tamaño y la dificultad de los mensajes al nivel del niño.

  • Utilizar frases simples pero correctas.

  • Devolverle sus enunciados mejorados y añadiéndole algunas palabras (Ej: “Mamá toche”, “sí, este es el coche de mamá, “el toche”, “sí, este es el coche de mamá, el coche de mamá es rojo…”).

  • Formular preguntas alternativas, darle opciones para que no se limite a decir sí o no (Ej: ¿De qué quieres el bocadillo de jamón o de queso?).

  • Saber mantener nuestro interés y garantizar la continuidad de la conversación: ¿sí?, ¿de verdad?, ¿por qué?, ¿cuándo?...



Tomado de: Gudelia Fernández Pérez de Alejo y Xiomara Rodríguez Fleitas. Logopedia I Parte. Editorial Pueblo y Educación. 2012

23 vistas

Centro de Capacitación, Atención, Desarrollo e Innovación Profesional S.C 

Atención a Clientes

01 800 990 1104

  • Facebook CCADIP
  • CCADIP Instagram
  • Visitanos
  • Whatsapp

Servicios

Jurídico

Psicología

Comercial

Capacitaciones

Curso Talleres en

Jurídico

Psicología

Comercial

© Copyright 2019. Derechos Reservados. Diseño y Desarrollo por NandoMarce ©