• Yair HR

“CONSUMO DE SUSTANCIAS TOXICAS EN LOS ADOLESCENTES”

El consumo de sustancias entre los adolescentes puede ir desde la experimentación hasta algún trastorno grave por consumo de sustancias. Todo el consumo de sustancias, incluso el uso experimental, pone a los adolescentes en riesgo de problemas a corto, mediano y largo plazo, tales como accidentes, peleas, actividad sexual imprudente o no deseada y sobredosis.


Los adolescentes son considerados como una población vulnerable a los efectos del consumo de sustancias y con ello tienen un mayor riesgo de desarrollar consecuencias a largo plazo, como trastornos de la salud mental, bajo rendimiento en la escuela y trastorno por consumo de sustancias.


En la sociedad occidental moderna, el consumo de sustancias es una manera fácil para los adolescentes de satisfacer la necesidad normal de desarrollo que inclina a asumir riesgos y buscar emociones. No es sorprendente que el consumo de sustancias sea frecuente cuando los adolescentes crecen, y alrededor del 70% de los adolescentes prueban el alcohol antes de graduarse de la secundaria. Sin embargo, el consumo recurrente o continuo de sustancias es mucho menos frecuente. Incluso el consumo ocasional de sustancias es arriesgado y no debe ser trivializado, ignorado o permitido por los adultos. Las actitudes de los padres y el ejemplo que dan con respecto al consumo de alcohol, tabaco, fármacos y otras sustancias ejercen una poderosa influencia en el adolescente.


El alcohol es la sustancia consumida más a menudo por los adolescentes. Como se mencionó anteriormente alrededor del 70% de los estudiantes de último año de bachillerato (hacia los 18 años de edad) refieren haber probado el alcohol, aunque solo el 55% dicen haberse emborrachado alguna vez. El consumo excesivo de alcohol también es frecuente y casi el 90% de todo el alcohol consumido por los adolescentes se produce durante una borrachera. Una intoxicación alcohólica se suele considerar borrachera cuando se consumen más de 4 bebidas alcohólicas durante un periodo de 2 horas o menos. Sin embargo, cuando el peso corporal es bajo, como en las chicas más jóvenes, tan sólo 2 bebidas pueden causar una intoxicación suficiente para ser considerada una borrachera. Las borracheras ponen a los adolescentes en situación de riesgo de accidentes, lesiones, actividad sexual imprudente o no deseada y otras situaciones desafortunadas. Por estas razones, se debe disuadir a los adolescentes de que beban.


Por otro lado en 2017, alrededor del 8,8% de los estudiantes de secundaria refirieron consumo actual de cigarrillos (fumados en los 30 días anteriores), frente al 27,5% en 1991. Sólo alrededor del 2% de los estudiantes de secundaria refieren fumar todos los días.

Sin embargo con lo ya mencionado el consumo de otras sustancias entre los adolescentes sigue siendo un problema grave. La encuesta a nivel nacional de vigilancia del comportamiento de riesgo de los jóvenes realizada por los centros para el control y la prevención de enfermedades a nivel de estudiantes de secundaria informó que, en 2017, el 19,8% de los estudiantes de secundaria eran consumidores actuales de marihuana (porcentaje que está por debajo del 25,3% en 1995). Alrededor del 35,6% refirió haber consumido marihuana una o más veces a lo largo de su vida. En 2010, la tasa de consumo actual de marihuana superó por primera vez a la tasa de consumo actual de tabaco.


BIBLIOGRAFÍA

Levy, S. (2019). Uso y abuso de sustancias en adolescentes. Recuperado de: https://www.msdmanuals.com/es-mx/hogar/salud-infantil/problemas-en-los-adolescentes/uso-y-abuso-de-sustancias-en-adolescentes



10 vistas

Centro de Capacitación, Atención, Desarrollo e Innovación Profesional S.C 

Atención a Clientes

01 800 990 1104

  • Facebook CCADIP
  • CCADIP Instagram
  • Visitanos
  • Whatsapp

Servicios

Jurídico

Psicología

Comercial

Capacitaciones

Curso Talleres en

Jurídico

Psicología

Comercial

© Copyright 2019. Derechos Reservados. Diseño y Desarrollo por NandoMarce ©