• Yair HR

CONSUMO DE SUSTANCIAS EN MÉXICO

Tradicionalmente, nuestro país centraba su lucha contra quienes traficaban, es decir, se enfocaba a combatir a los que ofrecían cualquier tipo de droga. Hoy es primordial emprender, además, una lucha integral, permanente, amplia e intensiva dirigida a reducir la demanda de drogas y disminuir sus efectos en la población.


Consumo de tabaco

Entre los adolescentes fumadores, tanto hombres como mujeres, ha disminuido la edad a la que inician el consumo. Alrededor de 150 personas fallecen en México diariamente a causa de alguna de las 40 enfermedades relacionadas con el tabaquismo, lo que representa una muerte cada diez minutos. Se ha estimado que el país gasta aproximadamente 30 mil millones de pesos anuales en la atención de estos problemas de salud. Aunque la prevalencia de fumadores a lo largo de los últimos 20 años se ha mantenido relativamente estable, quienes consumen tabaco lo hacen a edades cada vez más tempranas, incluso antes de los doce años; lo que en esta población aumenta más de trece veces el riesgo de usar otras drogas. Esto hace evidente que los programas preventivos y las medidas regulatorias aplicados hasta el momento han resultado insuficientes.

Consumo de alcohol

En el contexto internacional, México se ha caracterizado por ocupar uno de los primeros lugares de mortalidad por cirrosis hepática alcohólica. Además, en los patrones de ingestión de alcohol se observan comportamientos problemáticos, como el alto consumo por ocasión y frecuentes eventos fuera del hogar. En nuestro país, el consumo elevado de alcohol se concentra en una proporción de bebedores menor a la que se observa en otras culturas, pero la gravedad de sus consecuencias en la salud es similar o mayor.


Consumo de otras drogas

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones 2002, en México existen 3,508,641 personas entre 12 y 65 años de edad que han consumido drogas ilegales “alguna vez” en su vida. Entre las adicciones a las diversas sustancias es importante establecer diferencias; por ejemplo, el uso de cocaína se ha incrementado en forma considerable a partir de los años ochenta, debido a la ampliación del mercado y a la facilidad con la que se consigue, especialmente los jóvenes que mantienen su consumo mediante la venta de la sustancia entre sus compañeros.


Actualmente, el mayor mercado de cocaína (proveniente de países andinos) son las calles, a través de individuos fácilmente sustituibles (se trata de utilizar otros drogadictos, vagos, niños de la calle, etc.) en organizaciones pequeñas con una amplia red de intermediarios entre quien la consume y quien la vende. El narcomenudeo obliga a reforzar acciones para reducir la demanda a través de programas de prevención y tratamiento específicos.


BIBLIOGRAFÍA

Tavera-Romero. S. Martínez-Ruiz. M-J. (2002). Prevención de las adicciones y promoción de conductas saludables para una nueva vida. Recuperado de: http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/nueva_vida/nv1e_prevencion.pdf




8 vistas

Centro de Capacitación, Atención, Desarrollo e Innovación Profesional S.C 

Atención a Clientes

01 800 990 1104

  • Facebook CCADIP
  • CCADIP Instagram
  • Visitanos
  • Whatsapp

Servicios

Jurídico

Psicología

Comercial

Capacitaciones

Curso Talleres en

Jurídico

Psicología

Comercial

© Copyright 2019. Derechos Reservados. Diseño y Desarrollo por NandoMarce ©